ABERRACIÓN
Sentencia.

¡El Heavy Metal nunca murió! Bueno, quizás en Chile no tenemos muchos exponentes en comparación a lo que ocurre con géneros como el Thrash, el Black y -sobre todo- el Death. No obstante, y de un tiempo a esta parte, han proliferado las bandas que rinden tributo al Acero: IRON SPELL, TRUENO, TORMENTO, ACERO LETAL, y clásicos que se han mantenido indelebles en los eones como INQUISICIÓN.

A la banda que reseñaré hoy no la ubicaba…, en realidad si, sólo de nombre. Pero hoy podría decir que ABERRACIÓN, con su segundo trabajo, “Sentencia”, se posiciona de buena manera dentro de la incipiente escena nacional.

Debo reconocer que, durante mis primeros acercamientos con la música extrema, me costaba digerir la propuesta de agrupaciones como IRON MAIDEN, GRIM REAPER, IRON ANGEL, JUDAS PRIEST, etc; sin embargo, con el pasar de los años, se fueron transformando en bandas que suenan en mi stereo más de un par de ocasiones en el año.

En “Sentencia”, se rememora el tan característico sonido del Metal en su más pura esencia, e inclusive, se incluyen algunas creaciones que podrían ser consideradas baladas. Si, de esas bien ochenteras y que por lo general sonaban cuando se pedían los “Blú” (ojo con “Ocultos de la luz”). En esta pasada el disco tiene -según mi apreciación- mucho de IRON MAIDEN, OSTROGOTH, OMEN, SATAN y ATTACK.

Al frontman -Ignacio Norambuena voz y primera guitarra-, lo conocía por su faceta más Thrash, pero luego de escuchar como vociferaba tracks como “Involución”, “Tormento”, “No da para más”, por mencionar algunos, puede inducir que tiene una versatilidad que le permite cantar varios estilos sin forzar en demasía su voz. Las cuerdas en manos de Andrés Espinoza y Marco Bravo -Guitarra rítmica y bajo respectivamente-, crean escalas que mantienen vivo el sonido de las primeras manifestaciones de alguna de las bandas mencionadas más arriba. Finalmente, Ronnie Rebolledo en los tarros acompaña de excelente forma la performance de sus compañeros de armas.

Aparte de los temas ya mencionados, se suman “Involución” y los sendos covers de METALLICA, “Motorbreath”, y a la Doncella de Hierro con “Prowler”, ambas ejecutadas con el merecido respeto que se ganaron para ser considerados como clásicos.

Para ir cerrando el boliche, sólo diré que me impresionó gratamente lo efectuado por ABERRACIÓN. Esto básicamente por mantener en alto la llama del viejo y querido Jeavy Metal, ese que a pesar de los años, sigue siendo más que una moda pasajera y que se mantiene vigente gracias a sus viejos y -en este caso- nuevos cultores.

Por Gustavo Maldonado G.

0 Comentarios

Deja un comentario o un escupito

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register