DESIRE OF PAIN
Immensity.

“No hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se pague”; ese viejo refrán vino a mi cabeza cuando se anunció el regreso de DESIRE OF PAIN, agrupación que vuelve como trío comandado por Sebastián Silva más dos nuevas incorporaciones: Alejandro Vásquez y Marcelo Fuenzalida (batería y bajo, respectivamente).

“Immensity” era un misterio por resolver; la vara que dejo la banda con su debut fue bastante alta y superarla no sería tarea fácil; no obstante, a poco andar del “CeDe”, comenzó a disipar mis dudas.

El disco es una verdadera caja de pandora. Si bien la banda toca un Death Metal con tintes progresivos y compararlos con la primera época de OPETH me resulta prácticamente imposible, en esta pasada fueron apareciendo otras influencias como el magnífico proyecto solista de Ihsahn.

Por lo general me abstraigo de realizar comentarios técnicos cuando escribo reseñas, esto básicamente porque para mí la música va más ligada a las sensaciones; pero en este caso haré una excepción dado a que a la depuración compositiva que encontré en los seis cortes que trae la placa se suma la versatilidad al momento de realizar la música, pasando por variados estilos, incluyendo elementos que marcan la diferencia como por ejemplo en “Vertigo”.

A veces ofrecer temas extensos puede ser un arma de doble filo dado que evitar que se tornen monótonos es todo un desafío; sin embargo, esto no fue problema para los compas de DESIRE OF PAIN y lo expresado queda de manifiesto en “Aeon”, un temón que mezcla de forma excelente la parsimonia de un sonido más atmosférico con la rudeza del Death Metal. “Eternal”, es una interesante pieza instrumental que genera una especie de quiebre en el larga duración; un corte que me hizo recordar un poquito a IN THE WOODS o bandas afines.

En resumidas cuentas, al escuchar “Immensity” uno se encuentra con variadas influencias y sonoridades, lo que resulta en un trabajo difícil de clasificar sin ser mezquinos con todo el esfuerzo que hay tras este gran LP; mejor dejamos esa interrogante para quienes adquieran el disco. Lo que sí me atrevo a decir es que nadie, pero absolutamente nadie, se sentirá defraudado.

Por Gustavo Maldonado G.

0 Comentarios

Deja un comentario o un escupito

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register