ARMORED SAINT
La revancha del Heavy Metal.

Foto: Peter Haupt.

NOTA DEL EDITOR: Esta reseña fue escrita por 2 personas, hombres, los cuales no se aman. ¿En donde más han visto esto?


Junio 8/2018, Club Subterráneo.

A pesar del frío que azotaba nuestra capital el pasado día viernes 8 de junio, nos acercamos al Club Subterráneo para ser partícipes del debut de ARMORED SAINT en nuestro país.

En una excitación muy propia que nos produce estos eventos en vivo, nos adentramos en el recinto de calle Orrego Luco, lugar que, desde un tiempo hasta ahora, se ha vuelto una interesante alternativa para realización de eventos en donde las guitarras nucleares son las que deslumbran.

ROBOT THE MIMBRE.
El tentempié partió exacto a las 20:00 hrs con los nacionales ROBOT THE MIMBRE. Y es que a pesar que no somos muy fanáticos de ese sonido pachanguero que -muy personalmente sentimos- profesa la banda, creemos firmemente que la presentación del quinteto fue sólida. Entendemos que en gustos no hay nada escrito, pero no se puede dejar de destacar el poderoso sonido que traían los oriundos de Chimbarongo, que enfocaron sus esfuerzos en dar un cóctel de sus 3 placas publicadas -“Robótica Chimbarongo Ltda.” (2004), “Cadena de producción” (2009), “Nuevo Orden” (2012)-, pero por sobre todo en su última producción, “Estado de Necesidad” (2016).

Auspiciados por la silla de mimbre de Julio Iglesias, RTM baja del escenario y nos deja la sensación que la jornada, en cuanto a sonido, se viene más que óptima.

ARMORED SAINT.
A eso de las 21:00 hrs. salen al escenario Joey Vera, Gonzo Sandoval, Phil Sandoval, Jeff Duncan y por supuesto -el ex ANTHRAX- John Bush, y con ello también los primeros aplausos de la noche para los dueños del main event, ARMORED SAINT.

Con una setlist que abarcó gran parte de la extensa discografía de los oriundos de Los Angeles, a poco andar del recital, sentimos que éramos partícipes de un evento que estaría en nuestra retina durante mucho tiempo. Ya que la perfecta complicidad de la banda, incluyendo además la ATRONADORA voz de Bush -que claramente tiene un pacto con Satán-, hizo que la performance superara cualquier expectativa hecha por nosotros; la dura.

Bajo ese sentido, escuchar “March Of The Saint”, “Nervous Man” o “Spineless” -curiosamente tracks destacados en nuestro último grosero Podcast-, fueron ligeros orgasmos musicales que fueron llevados al clímax con la icónica “Mad House” (canción que tuvo en el nombre lo único más cercano a la ex-banda de John Bush, por si lo estaban pensando).

En líneas generales, una jornada gloriosa. El debut de ARMORED SAINT en nuestro país fue poderoso e íntimo. Sentimos que por la calidad de la banda, el marco de publico debió ser mayor; ya que fue literalmente un lujo el poder presenciar en vivo esta calidad interpretativa de una agrupación que se merece un mayor reconocimiento.

Para finalizar, y algo que dijimos casi al unísono después de analizar el show en frío junto con algunos vasos de pan liquido: “El que no fue, se lo perdió de puro weón“.

Por Erik Domínguez C. y Gustavo Maldonado G.
Foto cabecera gracias a: Peter Haupt y Rockaxis.

0 Comentarios

Deja un comentario o un escupito

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register