KATAKLYSM
Una puesta en escena tan poderosa como humilde.

Abril 18/2017, Club Blondie.

Esperado por muchos(as) y repudiado por otros. Las opiniones de la primera visita en tierras nacionales de los Canadienses KATAKLYSM, era un abanico de interrogantes. Siendo una banda que ha cambiado de manera extrema su sonido los últimos años, ajustándose más a la clasificación del ‘Death Metal moderno’, teniendo un pasado bastante extremo, la recepción del público y los detalles del setlist eran impredecibles.

Personalmente me considero un amante del sonido más melódico, por lo cual, que el concierto estuviese más inclinado a temas de su último trabajo del 2015, titulado “Of Ghost and Gods”, no me molestaba en lo absoluto.

CERBERUS

A unos diez minutos de comenzar la presentación de los nacionales CERBERUS, se aprecia la canción de apertura del mítico juego “God of War”. Con una presencia no superior de 20 personas en el recinto dan inicio a su show. Lo he indicado en algunos reviews anteriores, y mientras me encuentre escribiendo, no dejaré de manifestar mi molestia con el escaso apoyo a las bandas teloneras.

Con un sonido un tanto difuso en las guitarras, dan comienzo a su presentación, el cual va mejorando en el transcurso de su primer tema. Un Death Metal brutal en la línea de los norteamericanos IMMOLATION, pero con coros entre Juan Pablo Baquedano (Vocalista) y Miguel Neira (Bajista) que recuerdan la época dorada de DEICIDE. La claridad y coordinación en el sonido da vuelco, siendo este impecable.

A pesar de ser una banda conformada en el 93, y una respetable carrera en el circuito metalero chileno, se aprecia mucha humildad y comunicación entre los músicos con el público. Honestamente es la primera vez que veo a estos monos, y me dejaron sin palabras. ¡Un cañonazo!

RECRUCIDE
A diferencia con CERBERUS, he tenido la oportunidad de ver ya cuatro veces a RECRUCIDE, considerándolos una banda muy profesional para trabajar. La última ocasión fue en el concierto de los mejicanos BRUJERÍA, encontrando notable el apoyo audiovisual con animaciones (muchas bastante herejes, lo que se agradece), y esta no fue la excepción.

Comienza a sonar su introducción de piano para posteriormente comenzar la presentación. Un sonido limpio y poderoso, a excepción de la voz, la cual se percibe poco clara, siendo mejorada en el trayecto del show. Aunque ha aumentado la cantidad de asistentes, todavía el número es muy por debajo de lo esperado. La recepción de la gente es positiva, sin embargo no se percibe euforia.

Rodrigo Zepeda agradece el apoyo y refiere lo siguiente: “Este tema va dedicado a todas esas personas que van por ahí, cagándole la vida a los demás. ¡Curas culiaos!”. Continuando posteriormente con “Hipócrita”.

Los santiaguinos terminan sus presentación con el ya clásico “Art of Crime”, para así despedirse del publico que tuvo el privilegio de verlos en directo. Vuelvo a repetir, aún no hay presentación de RECRUCIDE que no me deje con gusto a poco. ¡Tremendos!

KATAKLYSM
Como es de costumbre, antes del plato de fondo en los conciertos, se realiza un último monitoreo de equipos y sonido, instancia en la cual da la sensación de haber algunas dificultades. A sólo minutos para dar inicio a KATAKLYSM, la cantidad de personas es muy bajo lo esperado (para mi por lo menos).

Suena su introducción, y arranca el show de los canadienses con “Like Angels Weeping” (The Dark) con un acople de fondo bastante molesto, que no pasa desapercibido para el público como para la banda, viéndose molestia en Maurizio Iacono y Olivier Beaudoin. Este error es corregido a la brevedad. Sin mayor pausa, pasan casi de inmediato a “The Black Sheep”, “As I Slither” y “Taking the World by Storm”. Aunque la gente se muestra muy prendida, la actitud de los asistentes es considerablemente mejor con aquellas canciones más antiguas y brutales. A pesar de ello, al comenzar “At the Edge of the World” (una de mis canciones favoritas) comienza a girar un mosh en el público, al cual no pude evitar entrar debido a mi felicidad por estar escuchando tan magna composición en vivo.

Maurizio se aprecia enérgico con el público, en ocasiones incluso acercándose para que la gente pueda cantar con el micrófono más de cerca.

La brutalidad vuelve a hacerse presente con “The Ambassador of Pain” y “Manipulator of Souls”. Así es como se realiza un pequeño recorrido en la época más dura del conjunto, lo que es bastante bien recibido por los expectantes, hasta llegar a “Thy Serpents Tongue”, momento en que es notorio el cambio de actitud. Percibiendo incluso algunas caras de molestia.

Encontrándome viendo el concierto adelante, debo compartir un momento majestuoso para un sujeto pelado que se encontraba al lado mio, en que le lanza su polera de la banda (del disco “In the Arms of Devastation”, si no me equivoco); Maurizio la toma y al poder enderezarla, la estira y la muestra al público, devolviéndosela después. Al recibirla, se abraza feliz con otro sujeto y empiezan a cabecear juntos.

Cuando el concierto casi llega a su fin, le arrojan a Maurizio una bandera chilena, la cual toma, levanta y muestra al revés, momento de risas para muchos (me incluyo) y molestia para otros.

La jornada se termina con clásicos como “In Shadows & Dust” y “Elevate”, guardados obviamente para el final, los que son coreados a todo pulmón.

Una jornada notable, un sonido sólido, y una puesta en escena tan poderosa como humilde con los espectadores, quedando en la retina de muchos que esperaban a esta gran banda de Montreal.

Por Vicente Miranda H.
Fotos: Víctor Donoso Gutiérrez. (Ver galería completa en el siguiente Link.)

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register