MAX e IGOR CAVALERA, “Roots”
La vieja escuela no se entiende, se respeta.

Diciembre 18/2016, Teatro Caupolicán.

En la historia de SEPULTURA, han sido varias las ocasiones y condiciones en que han pisado tierra nacional. Separados, juntos, con otros nombres, con otros músicos, etc. Pero jamás se habían hecho presentes los brasileños en suelo nacional para tocar uno de los discos más importantes de su carrera, y álbum clave en la historia del metal Mundial. Nos referimos a la placa de 1996 denominada “Roots”, la que los hermanos Cavalera nos prometieron tocar de principio a fin, sin pausas ni comerciales.

Llevado el plan al pie de la letra, el concierto inicia a las 21:14 con “Roots Bloody Roots”, coreado enérgicamente por cada uno de los asistentes, dando pie a lo que sería una jornada dividida en dos partes. La primera compuesta por el álbum que nos convoca a todos, y una segunda cargada de recuerdos y ‘temones’ clásicos.

El recuento del “Roots” avanza sin muchas pausas, dejando espacio exclusivamente para los aplausos y la presentación de las siguientes tracks, llevando finalmente al apelmazado Max Cavalera decir “Esta es la ultima música de Roots”; armándose un mosh gigantesco en la ejecución de “Dictatorshit”.

Posterior al receso, vuelve a escenario sólo Max e Igor, situación en que el guitarrista comenta por micrófono “Se separa la calle… ¡SEPULTURA antiguo para ustedes!” Ingenuamente pensé que volverían a escena el resto de los músicos soporte, sin embargo esto no ocurrió. Durante el pasar del concierto, había sido notorio que el respaldo fuerte de la guitarra lo llevaba Marc Rizzo (primera guitarra a cargo y miembro de CAVALERA CONSPIRACY, SOULFLY), y esto fue mucho más evidente al quedarse sólo ambos hermanos. Ejecutando canciones clásicas, pero olvidando gran parte de ellas (!).

Aunque el mosh se hizo presente, un buen número de asistentes pendientes de escuchar la claridad de los temas, miraban con un gesto un tanto sorprendido/molesto frente al pseudo “mega-mix’ de canciones sin terminar. Entre las cuales se encontraron “War Pigs” de BLACK SABBATH, “Procreation” (of the Wicked) de CELTIC FROST, “Desperate Cry”, “Inner Self”, “Policia”, “Orgasmatrón” (MOTORHEAD) y “Anticop”; sin embargo, es innegable la motivación del público cantando a todo pulmón cada clásico.

Luego de lo anterior, el resto de los músicos vuelve a escena, siendo invitado el hijo de Max, Richie Cavalera, a cantar junto a todos “Ace Of Spades”, canción que NO necesita mayor presentación; cerrando posteriormente con “Roots Bloody Roots”, en una versión más rápida y mucho más brutal.

Una jornada de Thrash Metal al hueso, cargada de recuerdos y momentos dignos de recordar. A pesar de varias objeciones técnicas, la emoción de escuchar clásicos tocados por los co-fundadores de SEPULTURA no fue pasada a llevar. Y aunque con el pasar de los años hay aspectos que no funcionan perfectos a cabalidad, nace una frase de cierre al ver veteranos del Metal en escena: La vieja escuela no se entiende, se respeta.

Por Vicente Miranda H.
Fotos: Carlos Müller.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register