RADIO MOSCOW + HIELO NEGRO
Estridencia Psicodélica.

Abril 8/2018, Espacio San Diego 1455.

Solo dos años tuvieron que pasar para presenciar la tercera visita de RADIO MOSCOW a nuestro país. Tras presentarse a fines de 2014 y en 2016 para el Festival En Órbita, el día de ayer tuvimos el privilegio de disfrutar de toda la potencia y virtuosismo del trío liderado por Parker Griggs en el misterioso Espacio San Diego, ubicado en el corazón mismo de Ciudad Gótica Santiago Centro, en lo que fue una noche mágica de rock y psicodelia.

La jornada parte con cierto retraso en la apertura de puertas y prueba de sonido, sin embargo ello no sería problema para un público que empezó a poblar paulatinamente los rincones de este recinto.

HIELO NEGRO:
Cuando el reloj marcaba las 21:20 empieza el sólido y contundente show de los ya legendarios HIELO NEGRO, con su potente Rock Patagónico cargado de Stoner. El trío formado por Marcelo, Pin Pon y Joselo – flamante nuevo bajista, proveniente de la banda porteña DER GOLEM- de inicio al show con “Cemento”, del notable LP “Patagonia Rock”.

Con un setlist bien variado y alrededor de 11 temas, los compas dejaron la patá en el escenario, frente a un público que los acogió con cariño y hasta vitoreaba su nombre: ¡Así da gusto que se apoye el rock nacional! Dentro de esta gran entrega, cabe destacar temazos que se mandaron, como “Sin Ley ni Dios” o “Salamandra” de su disco debut, “Demonio Parlante” (2001), o “Viento Sabio”, entre tantas otras. Gran regreso de los oriundos de Punta Arenas a las pistas, y excelente incorporación la de Joselo en el bajo; realmente sonó a todo ‘techeca’.

RADIO MOSCOW:
Tras 50 minutos de show, HIELO se retira de la escena y deja el espacio para dar paso al plato principal. Ya antes de que comenzara la presentación había cierta expectación con el show, y entre medio le hicieron llegar desde el público un cañito a Parker Griggs, el que fue muy bien recibido y compartido con sus colegas. Ya con todo dispuesto y las alas desplegadas dan el vamos a eso de las 21:30 a un espectáculo cuasi delirante de rock n’ roll, cargadísimo de distorsión, delay, reverb, fuzz y cuanta weá le puso a la guitarra el compadre. Abriendo el show se lanzaron con “New Begginings” y “Death of a Queen”.

Durante poco más de una hora, el trío gringo deleitó a sus seguidores repasando temas de sus 5 álbumes de estudio, dejando a todos con una sonrisa de oreja a oreja y una sordera que te la encargo. La estridencia y la ejecución catártica de estos músicos en escena resulta impresionante, más aun considerando el ritmo que marca Paul Marrone en batería y la psicodelia desplegada en cada uno de sus temas, con solos afilados y variados cambios de ritmo.

Dentro de los temas memorables de la noche cabe mencionar “Rancho Tehama Airport”, “Brain Cycles” o “250 miles”, siempre transitando vertiginosamente entre el blues y el rock. Ya para el final del show vino el punto culmine de la noche, con “Broke Down”, en donde el público hizo sentir su afecto por esta notable banda, pero siento que le faltó un poco de ‘chispeza’ al respetable (y pensar que a 6 cuadras, en otro recinto estaba quedando la cagá misma con D.R.I., …). Poco movimiento, pero alta concentración en todo lo que ocurría sobre la escena.

Finalmente el cierre vino con “Dreams”, último track de su más reciente álbum, New Begginings (2017). Un cierre memorable para un show que estuvo lleno de energía y con una estridencia que desbordaba desde los mismos instrumentos hasta inundar el Espacio San Diego, y que no dejó a nadie indiferente tras semejante entrega. Siempre es un gusto tenerlos por acá, cabros. Se agradece enormemente toda la entrega cada vez que han pisado estas tierras, y ojalá esto siga ocurriendo con cierta frecuencia. ¡Salud!

Por Hernán Gonzalez U.
Fotos: Victor Donoso Gutiérrez. (Ver galería completa en el siguiente Link.)

0 Comentarios

Deja un comentario o un escupito

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register