RED FANG
Una tromba imparable.

Fotos: Del Sol Fotógrafo.

Marzo 18/2018, Espacio San Diego 1455.

Tan solo 10 meses hicieron falta para tenerlos de regreso: un tiempo récord, casi. El cuarteto oriundo de Portland visitó una vez más nuestro país este pasado 18 de marzo en el misterioso espacio San Diego: es todo un enigma cómo un local tan discreto en cuanto a su aspecto y ubicación logra sonar tan bien; ya han sido varios los casos en los cuales alguno de los miembros del ‘TPcito’ queda pa’ dentro con la calidad del sonido y el aspecto dudoso de su exterior, como en los casos de KADAVAR, STONED JESUS o BELZEBONG en este mismo recinto.

WILD PARADE:
Poco los alcancé a ver, pero me sorprendieron gratamente. Ya era de mi conocimiento la presencia del connotado guitarrista chileno Sam Maquieira, ya conocido por su trabajo en YAJAIRA y THE GANJAS, por lo cual ya tenía una impresión de lo que iba a encontrar. Sin embargo, apenas entro escucho unos riffs pesados –hasta medio thrasheros, si se quiere– que se fundían con la desgarradora voz de Sam y unos riffs más clásicos de stoner y psicodelia, que contaron con el apoyo del respetable. Lamentablemente, no pasé de escuchar cuatro temas que me dejaron con gusto a poco y con la motivación para esperar algo más de estos socios; era mucho más que un nuevo THE GANJAS, como me imaginaba. ¡Muy bueno!

RED FANG:
No exentos de contratiempos, RED FANG llegó con retraso a nuestro país y tuvo que picarla directamente del aeropuerto hasta Espacio San Diego. Ya había cierta impaciencia entre el público cuando se asoman los 4 gringos a saludar y preparar sus instrumentos. Trae hacerla terrible larga con la prueba de sonido, parten el show con “Blood like Cream” pasadas las 20:50. De una se dejó sentir el calor y la efusividad de los asistentes, que no dejaron de alentar a la banda y vacilar cada uno de los temas que conformaron el setlist. Se desató al toque la fiesta: entre la entrega de un público enloquecido y la impecable ejecución de la banda, el concierto fue toda una tromba. Riffs intensos, cambiantes y psicodélicos al más puro estilo de MASTODON. Harto cabeceo, saltos y un poco de mosh amenizaron una velada cargada de humo en el ambiente; y no de tabaco, precisamente.

La presentación estuvo bastante enfocada en su último LP “Only Ghosts” (2016), además de incluir hartos temas de “Murder the Mountains” (2011), clásicos e incluso un tema inédito. Durante todo momento los músicos se lucieron sobre la tarima demostrando un juego en los tiempos y una sincronización propia de un reloj atómico, reflejado también en la calidad del sonido; el único detalle fue que la voz se escuchaba un poco baja, pero a esa altura ya nada más importaba que vibrar con toda la fuerza que retumbaba en el recinto.

Ya cerrando la velada, vino el punto cúlmine: cuando se mandaron “Prehistoric Dog”, algo así como el himno de la banda. Y pese al cansancio al final de la jornada, todos los asistentes saltaron y la cantaron a rabiar. Una banda de excelente ejecución y que además aprovecha bien la intensidad de su música para mover a su gente. Tras este punto, vino el encore con 2 temas más y pa’ la casa, cargados del afecto y la euforia de todos los asistentes, ya que nadie puede decir que esto no fue intenso e íntimo, tras hora y cuarto de presentación. Se agradece enormemente que hayan vuelto tan pronto para todos los que no pudimos asistir en primera instancia o bien para aquellos que se repitieron el plato: Mis felicitaciones a la producción por todos sus esfuerzos y el gran trabajo realizado, ¡y que esto no pare!

Por Hernán Gonzalez U.
Fotos gracias a Del Sol Fotógrafo.

0 Comentarios

Deja un comentario o un escupito

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register